¡Mascota a bordo!

Mascota a bordo

Llega el verano, las vacaciones y las largas jornadas lejos de nuestra casa. Si tienes una mascota, recuerda que es tu responsabilidad durante todo el año y que también tiene derecho a unas vacaciones.

El perro o el gato son uno más y tenemos que contar con ellos para nuestros viajes de verano. Hoy, te ofrecemos algunos consejos de la mejor manera de viajar con nuestros amigos más peludos:

  • El animal ha de llevar un sistema de sujeción, nunca ha de ir suelto. Si prefieres que viaje en transportÍn ten en cuenta dos cosas: si tu mascota es pequeña, puedas llevarla en un transportín a los pies de los asientos traseros y si es grande en uno dentro del maletero.
  • Ten en cuenta que tu mascota no está acostumbrada a los coches, por lo que tienes que contar con que puede marearse. Lo mejor es una visita al veterinario antes del viaje para ver qué medicamentos existen para atajar el posible mareo de tu gato o perro.
  • Tu mascota, como el resto de los ocupantes del vehículo, necesita salir del coche cada cierto tiempo. Cuando hagáis las paradas recomendadas –recuerda, debes parar a estirar las piernas y descansar cada dos horas y media- tu mascota debe acompañarte para hacer dar un paseíto y beber algo de agua.
  • Si paras a comer y no puedes llevar contigo a tu amigo, deja el coche en una zona de sombra, con las ventanas un poco bajadas para que le entre aire fresco y nunca estés más de una hora sin ir a visitarle. Estará especialmente nervioso en un entorno que no conoce.

Estos son algunos consejos para que el más juguetón de la casa disfrute del viaje tanto como vosotros. ¡Buen viaje!




Enviar comentario