Los mejores compañeros para tus hijos, los libros

Nosotros, como padres podemos fomentar este deseo y también el hábito de compartir tiempo y aventuras con los habitantes de esos otros mundos que también están en éste. Además, la lectura aporta grandes beneficios para el desarrollo de nuestro pequeño como el aumento de la variedad de vocabulario o la ayuda de la interiorización de conceptos éticos.

Éstas son algunas de las claves para conseguir hacer de los más pequeños de la casa los más grandes lectores.

  • Tú eres su mayor inspiración, si tú lees, tu hijo leerá. Recuerda que gran parte del proceso de aprendizaje se basa en la imitación
  • El libro es fuente de entretenimiento. Debe ser visto como un juguete, como una forma de pasárselo bien, por lo que la relación con ellos debe empezar antes del colegio, incluso antes de que nuestros hijos lean. Hemos de dejarles jugar con ellos, tocarlos, investigarlos… hacerse a ellos.
  • Ten cuidado con obligarles a leer, puedes conseguir que la lectura les termine causando rechazo, hay que saber respetar los tiempos de cada niño.
  • Elige libros adecuados para su edad y para sus gustos. Pedir consejo en este sentido puede resultar de utilidad. Acude a bibliotecas y pregunta a sus maestros, es importante que el libro mantenga su atención.
  • Pero no se te olvide el hacerles partícipes del proceso de lectura. Deja que ellos elijan también sus libros para que se involucren desde el inicio en el leer.

Ahora en Navidad es un buen momento para llenar la casa de libros, pero recuerda que para que tu hijo se acostumbre a leer habéis de hacerlo juntos… todo el año. ¡Ahora sólo queda divertirse!

www.freedigitalphotos.net

Madre e hija leyendo (www.freedigitalphotos.net)




Enviar comentario