La importancia de realizar paradas en los trayectos largos

coche viaje

Realizar un trayecto largo en coche con tu bebé a bordo puede convertirse en toda una experiencia. Por ello, una buena planificación es importante si quieres estar alerta ante posibles imprevistos.

En un viaje con niños, las paradas se convierten en un elemento esencial a tener en cuenta. Un buen consejo es planificar la ruta y, por consiguiente, las posibles paradas antes de ponerte en macha.

La mejor opción es escoger áreas de descanso al aire libre, retiradas de la carretera y protegidas del calor en las que el pequeño pueda correr un poco y desahogarse o, si aún no camina, respirar el aire puro protegido con una mantita para evitar quedarse destemplado o sufrir bruscos cambios de temperatura.

Por regla general, es conveniente parar cada dos horas. Aunque las sillas de coche de las que se dispone hoy en día son muy cómodas, es necesario que tu bebé desentumezca los músculos, meriende o simplemente descanse del viaje. Además, estos minutos puedes aprovecharlos para cambiar al peque o para tomarte un tentempié, muy aconsejable cuando el trayecto es largo.

En el caso de que el bebé esté dormido, puedes alargar estas paradas unos minutos más hasta que el pequeño se despierte, siempre sin excederte demasiado. De esta manera, conseguirás que el viaje se le haga menos pesado, y ambos os sentiréis más cómodos y descansados.




Tags: , , , , ,

Enviar comentario