Aprendiendo el idioma desde la más tierna infancia

Pizarra

Los bebés aprenden los sonidos del lenguaje materno incluso desde antes de nacer, según se deduce de los últimos estudios llevados a cabo por Christine Moon, profesora en la Universidad Luterana del Pacífico en Tacoma, Washington; Patricia Kuhl, codirectora del Instituto del Aprendizaje y las Ciencias del Cerebro en la Universidad de Washington en Seattle; y Hugo Lagercrantz, profesor en el Instituto Karolinska de Suecia.

Los bebés reconocen no sólo la voz de su madre a través de las paredes del útero, sino que su cerebro reconoce también los sonidos vocálicos y consonánticos, lo que hace que al nacer se sientan más reconfortados al escuchar su lengua materna que al escuchar cualquier otra.

Tras estos datos, cobra aún más relevancia el hábito de hablar a nuestra barriguita, sobre todo desde la semana 27, cuando –según evidencia científica- ya distinguen sonidos. Y es que:

Tu hijo escucha tu voz, la recibe a través de las paredes uterinas, y en forma de vibraciones a través de tu columna vertebral.

Hablar a tu hijo antes de que éste nazca creará un vínculo entre vosotros incluso antes de su nacimiento, además de que fomentará su capacidad de aprendizaje y de reconocimiento del idioma.

• Precisamente por esto, anima a tu pareja y a sus hermanos si los tiene a que también hablen al bebé para crear un lazo ya durante tu embarazo.

• Otro truco es cantarle una canción que te guste todos los días y a una hora determinada, verás cómo cuando tu hijo llore esta canción le calmará.

• En el caso de que tu pareja y tú habléis distintas lenguas, habladle ya desde el embarazo cada uno en su idioma para ayudar al bebé a percibir los sonidos que deberá reproducir una vez que empiece a hablar.

Este nuevo estudio nos muestra la importancia de la palabra para las relaciones humanas. Recuerda siempre que hablar con tu hijo es la más importante de las atenciones para que vuestra relación sea estupenda antes incluso de que tu hijo haya nacido.




Enviar comentario